30 abril, 1989: La Cobertoria – Ermita de Alba Salcedo

1989-04-30 La Cobertoria - Ermita De Alba Salcedo
1989-04-30 La Cobertoria – Ermita De Alba Salcedo

En el concejo de QUIROS, por el puerto del ARAMO, en el sector del GAMONITEIRU y la ERMITA de ALBA…
Dos rutas alternativas, según la climatología del momento:

LA COBERTORIA (carretera a Gamoniteiru) – ERMITA de ALBA SALCEDO

  1. Por el Pico XISTRAS o
  2. Por la senda sur de Peña PODRE.
1989-04-30 La Cobertoria - Ermita De Alba Salcedo
1989-04-30 La Cobertoria – Ermita De Alba Salcedo

El ARAMO, por su situación central en la región, ofrece numerosas panorámicas.


El Santuario de Nuestra Señora de ALBA, es de los más antiguos de Asturias, remontándose su edificación al siglo XIII.


La zona S.E. de la sierra del ARAMO es nuestro objetivo próximo. Desde Oviedo, siempre tenemos ante nuestra vista esta Sierra y en esta ocasión tendremos oportunidad de pisarla. Variadas son las rutas que pasan por la Ermita de ALBA. Nosotros hemos previsto como observaréis dos rutas alternativas. Si el día es bueno podemos hacerla dando más vistosidad al recorrido, ya que será por el Pico XISTRAS muy próximo al repetidor de TV del Gamoniteiru, bajando luego por el Llagu de Cueva hacia el entronque de Peña Podre, donde este itinerario se “une” al otro que tenemos en la segunda alternativa, caso de que el día no ofrezca visibilidad, y que viene por la falda sur de Peña Podre. En ambos casos el autocar nos deja en el cruce de la carretera que parte hacia Gamoniteiru, en la comarcal que va desde Pola de Lena a Bárzana por el Alto de la Cobertoria. En el descenso, pasaremos por la Ermita de ALBA, situada en la falda de la Peña de igual nombre, y seguiremos en descenso pronunciado hacia SALCEDO, donde a pesar de que la Guardia Civil nos dijo que no llegaba el autocar, en visita anticipada de Maximino al lugar, hemos comprobado que sí sube.


1989-04-30 La Cobertoria - Ermita De Alba Salcedo
1989-04-30 La Cobertoria – Ermita De Alba Salcedo

15 junio, 1980: Vega de los Veneros

15 junio, 1980: Vega de los Veneros (Hoja 1)
15 junio, 1980: Vega de los Veneros (Hoja 1)

San Bernardo de Menthon, y los monjes de la nieve



Nacido del hogar señorial del Barón de Menthon, renunció a su baronía y estirpe, y dedica su vida a las altas cumbres y a la vida de Monasterio en un lugar rodeado por las grandes cimas de los Alpes. Allí comienza su dedicación a la montaña y a los montañeros que caminantes, cruzan neveros y glaciares de Italia a Suiza, entre ventiscas y tormentas. La semilla va tomando forma día a día en la soledad de sus meditaciones y pronto tiene a su lado un selecto grupo de hombres de su talla y entusiasmo. Y el Monasterio, primer refugio alpino, fue adelante a base de esfuerzos y trabajo. La regla impuesta por el fundador a sus monjes es la misma hoy, al cabo de muchos años. Vida dura entre nieves perpetuas, bloqueados la mayoría del año e incomunicados. Las actividades de Monasterio son variadas, siendo entre ellas la principal y más importante la de patrullar por aquellas rutas que cruzan los Alpes, para socorrer, guiar u orientar a viandantes, excursionistas o caminantes, muchos de los cuales, sin tan eficaz ayuda, quedarían para siempre sepultados bajo hielos y glaciares. Con ellos, los monjes, se hicieron también imprescindibles los perros, sin cuyos animales, dóciles e inteligentes, la labor humanitaria de estos hombres sería prácticamente nula. Producto de un cruce entre las razas “bulldog” y de los Pirineos, crecen perros grandes y enormes, los San Bernardo, que consiguen llevar a una persona en el lomo durante largos recorridos. La puerta del Monasterio de los monjes de la nieve sigue abierta día y noche, dispuesta a recibir a todo aquel que precise ayuda o asilo. Y Bernardo de Menthon, malogrado barón, -afortunadamente para el montañero-, sigue perenne en el tiempo, en su Monasterio, entre sus Monjes y montañas. Y aquí está, entre los suyos siempre, piolet en ristre y mochila a la espalda, velando por cuantos tratamos de imitarle por entre rocas y hielos, en esa gran verdad que es la Montaña. San Bernardo de Menthon, hoy, a los novecientos años de su partida y ausencia, sigue siendo el mejor ejemplo y lección para el hombre que en la Montaña busca, con la paz y la meditación, la más bella forma de vivir. Es pues San Bernardo de Menthon el patrono de todos los montañeros.

15 junio, 1980: Vega de los Veneros ( Hoja 2)
15 junio, 1980: Vega de los Veneros ( Hoja 2)